LA INTELIGENCIA EMOCIONAL EN LA EMPRESA

Daniel Goleman realiza una profunda investigación acerca del concepto de
inteligencia emocional aplicado al trabajo y demuestra que quienes alcanzan
altos niveles dentro de las organizaciones poseen un gran control de sus
emociones, están motivadas y son generadoras de entusiasmo. Saben trabajar
en equipo, tienen iniciativa y logran influir en los estados de animo de sus
compañeros.

Goleman aborda tres grandes temas que se relacionan con el trabajo: las
capacidades emocionales individuales, las habilidades para trabajar en equipo
y la nueva empresa organizada con inteligencia emocional. Demuestra la
importancia de adaptarse a las nuevas condiciones en las empresas
modernas, la necesidad del autocontrol en situaciones de estrés y la
importancia de ser honesto, integro, responsable. Los gerentes mas eficaces
son emocionalmente inteligentes debido a su claridad de objetivos, su
confianza en si mismos, su poder de influir positivamente y de leer los
sentimientos ajenos.

La buena noticia es que la inteligencia emocional se puede aprender. A nivel
individual, sus elementos son fáciles de identificar, se pueden evaluar y
mejorar. Indudablemente, esta capacidad no es mágica. No nos haremos ricos
con solo practicarla, pero lo cierto es que si ignoramos el elemento humano
estamos destinados al fracaso. En el complejo mundo moderno, el progreso de
las empresas y de los individuos que las componen dependerá cada vez mas
de la inteligencia emocional.

En la actualidad, los requisitos para realizar una carrera profesional
interesante, para obtener altos cargos, y hasta para permanecer en un trabajo
que nos satisfagan cada vez mayores. La carrera por obtener títulos de grado y
posgrado es muy competitiva. Algunos ejecutivos buscan otras posibilidades
de trabajo para no correr el riesgo de quedar desempleados a causa de los
grandes cambios y reestructuraciones que se producen en las empresas
modernas.

Desde los cargos iniciales hasta los mas altos, el factor clave no es el cociente
intelectual, los títulos o diplomas académicos, sino la inteligencia emocional.
Aptitudes como el autoconocimiento, la seguridad en uno mismo, y el
autocontrol, el compromiso, la integridad y la habilidad de comunicarse con
eficacia son algunas de las características que analiza Goleman con lucidez e
intuición. gracias al estudio de mas de quinientas organizaciones, demuestra
que estas capacidades son las requeridas en el mercado de trabajo actual.

http://fcioga.org/Portals/0/Practicant/Bibilioteca/Goleman.Daniel-Inteligencia_Emocional_en_la_Empresa.pdf

Compartir página en:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *